Realidades y ficciones europeas. Del retablo de Maese Pedro a la toma de París por Rodomonte

 

La casualidad, el destino o la sociología más evidente  llevan a un grupo de viajeros placentinos a concertar en Palermo, después  de una ajetreada visita a Agrigento,  una sesión en el humilde y famoso Teatro dei Puppi, de los hermanos Cuticchio, y ver allí representado  el “Asedio de París por los sarracenos de Rodomonte”, y a Roldán buscando a Angélica en el bosque y enfrentándose a su vez a su primo Reinaldo por el amor de la misma Angélica, y la intervencción del mago Malagigi y su demonio Nacalone que convencen a los paladines para que cejen en su enfrentamiento y  combatan contra los paganos hasta lograr la victoria, tras una masacre inclemente de sarracenos…  

El entusiasmo, los aplausos, los gritos de ánimo, las risas y los ayes emocionados de la peña placentina ante cada acción interpretada  por las marionetas es tan auténtico que, al finalizar la sesión, Nino Cuticchio les da, emocionado, las gracias. Los comentarios sobre el espectáculo se prolongan en la cena y en otros momentos del viaje.  

La casualidad o el destino o la sociología más elemental pueden hacer sucederse en el tiempo este episodio  con la lectura escolar en el I.E.S “Pérez Comendador” de Plasencia del capítulo xxv y siguientes de la Segunda parte de El Quijote en el que D. Quijote y Sancho y numerosos huéspedes de una venta de caminos, asisten a la representación del Retablo de Maese Pedro “que trata de la libertad que dio don Gaiferos a su esposa Melisendra, presa en poder de moros en la ciudad de Sansueña” lectura que presenta a D. Quijote arremetiendo contra los sarracenos del retablo hasta hacerlo añicos, para ayudar al enamorado y valiente Gaiferos, con otras muchas y sabrosas reflexiones sobre los libros y los caballeros andantes y los enamorados y las ventas y las adivinanzas y las realidades y ficciones. Emociones y risas escolares, tras la monotonía de los cristales…

D. Quijote, Orlando, Rotolando, Roldán, Gaiferos, Reinaldo, Rinaldo… Lectores, viajeros, personajes… Palermo, Plasencia. Realidades y ficciones europeas.

La casualidad o el destino o la sociología más evidente le hacen a uno encontrarse con la manera sencilla de disfrutar de libros y aventuras, ficciones y  realidad que se entrelazan, se multiplican y se convierten en eco, escenario o experiencia, según el momento o el punto de vista del lector, el viajero o el  personaje, que todos esos papeles interpretamos en el libro de la vida

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, Libros, Viajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Realidades y ficciones europeas. Del retablo de Maese Pedro a la toma de París por Rodomonte

  1. Juanra dijo:

    Yo me acordé de don Quijote viendo las marionetas, pensé que si las que aparecen en la novela tenían los mismos “efectos especiales” que las de Sicilia, no era raro que el caballero la hubiese emprendido a golpes con los muñecos. Qué buen rato…

    • rodr2jeca dijo:

      Llego con retraso, pero llego al final. Como todos los del viaje, un buen rato, con todos sus prolegómenos. Se dio la casualidad de que el jueves inmediato siguiente, en la clase dedicada a la lectura del Quijote que hago con mis alumnos de ESO4 en la biblioteca, vinimos a coincidir en el orden que llevamos desde ESO1 con ese capítulo, y se me produjo un regocijo íntimo mu típico de los momentos en que se dan esas coincidencias, una especie de momento wam, que decía Aramburu en el Viaje por Alemania. ¡Y, si las puppis eran un lujo, cuidaíto cómo lo cuenta D. Miguel! . Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s