Palabras de verano: bikini

En verano, esa estación liviana propensa a perezas y meditaciones varias, ¿quién no piensa en bañistas? De la ropa de esas habitantes de las aguas, las bañistas, trata la  palabra de hoy, cuya historia da para diferentes juicios de valor acerca de la vida y la muerte (o  lo trivial y lo trascendente) que dejo a elección del visitante de esta página

 


bikini   ( ver  para escoger
www.microkitten.com/…/bikini-micro-string.jpg)
El bikini o biquini es una prenda de baño de dos piezas de uso
femenino. Siempre creí que se llamaba así por estar formado por dos piezas pequeñitas, pero no, aunque pudiera.

El nombre bikini se lo debe al atolón de Bikini, donde se realizaban ensayos con bombas atómicas en la
misma época en la que se presentó el bikini, con la sugerencia de los efectos
que provocaría la mujer de la época que lo vestía. La historia del atolón y la pieza de vestir es esta

En
julio de 1946, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos
decidió proseguir con sus experimentos con bombas atómicas en un minúsculo
atolón de las Islas Marshall llamado Bikini, que desde entonces permanece
inhabitable debido a sus peligrosos niveles de radiación.

El mundo estaba
conmovido con la todavía reciente destrucción atómica de Hiroshima, el 6 de
agosto de 1945, y Nagasaki, tres días después, con un balance de unos 240 000
muertos, por lo que las nuevas experiencias nucleares dieron mucho que hablar y
el atolón de Bikini se tornó conocido en el mundo entero.

En 1947, cuando
el ingeniero francés Louis Réard creó un traje de baño femenino de dos piezas,
el escándalo que estalló en el mundo ante tamaña osadía fue de dimensiones
atómicas, al punto que el creador no encontró ninguna modelo  que
estuviera dispuesta a dejarse fotografiar vistiendo la escueta novedad, por lo
que tuvo que contratar una bailarina de cabaré para poder mostrar su modelo, al
que llamó bikini.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Palabras de verano: bikini

  1. Pilar dijo:

    Con tu permiso (espero que no te importen mis comentarios de vez en cuando) voy a añadir otra coletilla, para que se vea lo lejos que llegan las palabras cuando viajan.De la misma manera que la prenda de vestir debe su nombre a un atolón, en Santander hay una playa que se llama "La playa de bikinis" . Está situada justo debajo del Palacio de la Magdalena, y debe su nombre precisamente a los bikinis que las estudiantes extranjeras que venían a la Universidad Menéndez Pelayo en verano a hacer sus cursos de español, usaban para ir a la playa. Esta playa no está ahora mismo aislada de las demás, pero imagino que hace años, cuando aún no habían traído arena a la Playa de la Magdalena, si quedaba más al final de ésta, y con la marea alta quedaría aislada al final de la costa. Por aquellos años no había española decente que osara usar el bikini, así que las "guiris" quedaban confinadas en aquel reducto a lucir sus cuerpecillos.Aquí tenéis unas "fotillos" como dice aquél. La arboleda de detrás es parte del recinto del Palacio. Por ahí se accede hoy, a parte de por la Playa de la Magdalena de la que es continuación. Pero imagino que las estudiantes extranjeras sólo podían bajar a esa playa entre los árboles y desde el Palacio.http://english.turismodecantabria.com/zonas_municipios/articulo_playa.asp?id_zona=1&id_municipio=&id_playa=5

  2. Jesus Carlos dijo:

    Claro, en el mar de las palabras las del bikini se van de playa en playa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s