Retornos de lo vivo lejano

 Dedico esta entrada a mi amigo Julio Gómez Valle y a su hija Esther Gómez- a su vez ya hoy mamá  ella- dos expertos que han llevado las palabras de María Zambrano, como una antorcha olímpica, por varias comunidades ( yo los acompañé por Las Arribes del Duero, desde Vitigudino a Zamora , en los felices y locos noventa).
 
mariazambrano
29 de mayo de 1985, cinco profesores de instituto- dos malagueños de Vélez Málaga, dos salmantinas y un extremeño-, especialidades de Literatura, Historia y Filosofía, se reúnen para cenar.
 
Aunque la casa da vistas a la Bahía de Algeciras, el partido de la tele atrae la atención. Es la final de la Copa de Europa entre el Liverpool y la Juventus y, antes del comienzo del partido, el directo permite ver peleas entre las hinchadas y  avalanchas que se saldan con una de las tragedias más sonadas de la historia de este deporte, 39 muertos (34 italianos, 2 belgas, 2 franceses y 1 británico) y más de 300 heridos. El partido se disputa en una atmósfera de pesadilla y termina con la victoria de la Juventus por  un gol  de penalty, marcado por Platini, hoy presidente de la UEFA. 
 
El tema de la barbarie y la muerte, la profesión de los comensales y la procedencia de los dos hermanos malagueños hacen derivar la conversación  hacia la figura de María Zambrano y su concepción del universo como una armonía de ritmos, o de las ruinas  como plenitud, o las relaciones del ser humano con lo divino, y de la importancia que tiene la poesía en la filosofía de María Zambrano( "convertir el delirio en razón, sin abolirlo, es el logro de la poesía")  
  
Junio 2008, terraza de un bar de pescadores de la ría del Piedra, en El Rompido,  costa de Huelva; campeonatos de Europa de selecciones de fútbol, sedes Austria y Suiza ( Ginebra y otras ciudades); dos profesores, que han visitado impresionados la exposición de Goya en Madrid recientemente, leen un ensayo de Antonio Colinas sobre María Zambrano, La llamada de María Zambrano, recogido en el libro "El sentido primero de la palabra poética". 
 
Refiere Antonio Colinas la anécdota, contada en un libro de María, del hombre de la camisa blanca que, en vez de crer en el enfrentamiento y la muerte, en vez de creer  en las dos Españas, recorría las calles de Madrid el día de la proclamación de la República, gritando "que no muera nadie, que viva todo el mundo".   Y dice Antonio Colinas que María le contó personalmente que tuvo la revelación de que ese hombre era el mismo que aparece en el cuadro de los fusilamientos del dos de mayo y que era un preludio, un aviso, de la sangre que se avecinaba.
 
 La anécdota sirve a su vez de comentario al artículo de Elvira Lindo, titulado "Supermajos",  en El País y traigo aquí todo esto porque me parece un ejemplo de correspondencias, simetrías y "filos" variados con el deporte, el mar y la vida como escenarios, y el espíritu sin nombre de la poesía flotando sobre ellos.
 

el-fusilamiento-de-2-de-mayo-goya

 
 
Estos son algunos enlaces a María Zambrano y Antonio Colinas
 http://www.multiforo.eu/Literatura/Maria_Zambrano.mht, escrito por la poetisa Chantal Maillard
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s