Los delirios querulantes de Ibarretxe

image

(foto del periódico "Publico")

 

Ya hablamos en este cuaderno de la cara de ansiedad de este visionario, "el papa Ibarretxe", y ahora nos viene con la convocatoria de un referéndum sobre la independencia en el País Vasco. Vean qué peligro tiene el personaje y la que pretende organizar, entre la perplejidad de su propio partido y, más grave aún,  la aquiescencia de ETA que, en su último Zutabe, presenta la opción de la consulta como requisito previo para un hipotético alto el fuego

ETA manifiesta que "la llave" para alcanzar el final del conflicto reside ahora en "el acuerdo político entre los agentes vascos, en preguntar a los ciudadanos vascos y el respeto de España y Francia a la voluntad de la ciudadanía"].( El País 30 de septiembre de 2007)

Esa es la diferencia esencial. Josu Jon Imaz prefiere construir Euskalerria  desde la paz, primero, y entendiéndose con el resto del Estado español. Ibarretxe antepone el nacionalismo, su propia idea del nacionalismo, y  la independencia, a la paz, y presenta una batalla a las instituciones sobre las que se sustenta su propio cargo. Adivinen ustedes las razones. Quizás la más patética sea que no puede permanecer en un segundo plano discreto, trabajando por el progreso social y la concordia.

Todavía en el siglo XXI,  la paz, el bienestar y la libertad dependen de la neurosis de poder de algunos personajes con los que no merece la pena malgastar ni los adjetivos. ¡Qué el karma de sus acciones les premie como se merecen! 

Les copio, además, la opiniones de dos vascos significativos sobre este tema

El catedrático de la Universidad del País Vasco (UPV) y director del Euskobarómetro, Francisco Llera, argumenta en el El Periódico de Extremadura: "Lo que pretende Ibarretxe es construir una nueva legitimidad jurídica a partir del choque con la legitimidad constitucional. Es una locura delirante", remata Llera.

 ENTREVISTA: FERNANDO SAVATER Promotor de Unidad, Progreso y Democracia (El Pais 29 de septiembre de 2007)

Pregunta. ¿Cómo debe responder el Gobierno de España al desafío planteado por Ibarretxe?

Respuesta. Si lo que ha planteado no es constitucional, entonces habrá que denunciarlo y negarnos a obedecer a una autoridad que se sale de sus atribuciones legales. El lehendakari es un cargo del Estado español, la única autoridad que tiene es la que le da la Constitución y la legalidad española. Fuera de esa legalidad, ese señor no tiene ninguna autoridad. Si utiliza su cargo de manera prevaricadora, en contra de la ley, supongo que será depuesto. Igual que cuando un cargo público malversa dinero.

P. ¿Habría que suspender el Estatuto de Autonomía?

R. Yo supongo que habrá quien lo pueda determinar, de acuerdo con la gravedad que adquiera el asunto. Lo que es evidente es que el lehendakari no puede hablar de tú a tú con el presidente español porque no es un jefe de Estado que pueda poner condiciones o dar órdenes. Él está sometido al Estado, que es del que emana su autoridad. Si la utiliza de forma prevaricadora, supongo que se le puede deponer y, entretanto, suspender la autonomía o buscar sustituto para su autoridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s