El REal Madrid, los 12 partidos y los campeonatos

Está claro que el Real Madrid no va a ganar los 12 famosos partidos que le quedan por ganar, del mismo modo que no ha ganado ninguno de los títulos que iba a ganar a lo largo de cada una de las tres temporadas anteriores, en las que iba a ganarlo todo. Lo mismo que Ronaldo no metió sus 30 g0oles prometidos ni sus 24 ni casi ninguno
 
Lo peor del Madrid no es que no gane sino que lleva ganando todo de salida y quedándose sin nada al final.
 
¿Por qué? El despropósito de plantearse unos nivels de exigencia tan difíciles desde un principio mete tal presión en el cuerpo a los jugadores durante tanto tiempo que llega el momento en que lo único que desean es quitársela de encima, de cualquier manera, y la más rápida es perdiendo el balón clave o el partido importante.
 
Eso explica muchos de los fallos que han tenido grandes jugadores como Roberto Carlos ante el Bayern, pérdidas de partidos a última hora, como con el Mónaco, jugadas de gol  en los últimos minutos como con el BArcelona, con el Bayern en Madrid o con el mismo Mónaco, también en Madrid, o contra el Zaragoza en la famosa Copa del Rey, o contra el Coruña en el "centenariazo".
 
También explica el  partido ante el Barcelona al que salieron tan relajados como el estudiante que no se ha presentado a un examen y acude al siguiente sintiendo que se ha quitado un peso de encima.
 
El REal Madrid fracasa porque se plantea de entrada empresas muy difíciles, por no decir imposibles, y eso les genera una euforia que solamente encubre inseguridad y esa inseguridad les hace fracasar hasta en lo más sencillo. Lo más grave es que la institución entera, necesitada de esas victorias importantes por su presupuesto, su tradición y los anteriores fracasos, no hace más que alimentar el círculo vicioso, dominada por la prensa sensacionalista.
 
Sin embargo, la clave del éxito consiste en ganar lo sencillo y, fortalecido  el ánimo con las victorias,  coger seguridad para las grandes ocasiones.
 
Por eso sería mejor para el Madrid y su hinchada plantearse los partidos que les quedan uno a uno, que ya es una tarea suficientemente costosa en sí misma.
 
Si llevan el peso de las doce finales encima hasta el final de temporada, seguramente pierdan a las primeras de cambio.
 
Y si no al tiempo
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s