Laporta, monaguillo

Ver a Laporta corriendo a reunirse, primero con Mas y después con Montilla, da un idea de qué género de personaje se esconde tras esa sonrisa beatífica. Este monaguillo es peligroso, no solo es capaz de mezclar el agua con el vino, el deporte con la política, si te descuidas, se pone la casulla y se convierte en el oficiante.
 
¿No tendrá bastante el electorado con los propios políticos? ¿Tienen que aguantar a este también, que solamente va a poner el cazo?
En fin, por preguntar algo y ponerle en un brete ¿el orden de las visitas quiere decir algo?
 
A lo mejor, ha ido a calmar la ansiedad de los dos candidatos garantizándoles orden, pase lo que pase, con toda la masa social del club a sus espaldas.  
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s