“El señor de los anillos” 1. Llevada al teatro en Toronto y Londres

Durante los meses de diciembre y enero últimos, he tenido la ocasión de dejar en este cuaderno algunas impresiones de mi visita a Toronto. Sin embargo, por razones que no hacen al caso, no he hablado de uno de los motivos esenciales de mi viaje, el teatro.

 ¿Puede entrar en cabeza humana que haya alguien que intente llevar a las tablas la novela  “El señor de los anillos” de Tolkien, completa, después de haber visto las películas? Es difícil imaginarlo, ¿verdad? No quiero decir que el conflicto no tenga la suficiente consistencia, sino que es algo tan fantástico en grado sumo que parece difícil darle vida en el espacio real de  un escenario.

 Sin embargo, Toronto’s Mirvish Productions, con otros varios patrocinadores importantes, entre los que se encuentra Air Canada, ha organizado el montaje de esta obra como un gran musical a la manera sajona invirtiendo unos 3.000 millones de dólares canadienses (a unas 100 pts. antiguas dólar)

 Grandes éxitos de Andrew Lloyd Weber,” como Jesucristo Superstar o Sunset Boulevard, fueron patrocinadas por esta compañía, que tiene con esta obra las mayores expectativas para recuperar la industria teatral de Toronto, en  crisis desde 2003.

 Por de pronto, en los preestrenos para la crítica y público especializado, ha cosechado aplausos con el público en pie durante más de diez minutos.

 Estaba previsto estrenar la obra en la primavera del 2006, pero no había un teatro en Londres disponible capaz de albergar técnicamente la ingente y  compleja producción de tres horas de duración. Así que, su estreno primaveral se va a hacer en Toronto y el consiguiente en Londres, en otoño. Cada uno de ellos con dos compañías de actores diferentes. Sin embargo, desde el mayo de 2005 Toronto está inundado de grandes carteles que anuncian el superestreno.

Fragmento:

"Pippin miró fuera amparado en la capa de Gandalf. No sabía si estaba despierto o si dormía dentro aún de ese sueño vertiginoso que lo había arrebujado desde el comienzo de la larga cabalgata. El mundo oscuro se delizaba veloz y el viento le canturreaba en los oídos. No veía nada más que estrellas fugitivas y, lejos, a la derecha, desfilaban las montañas del sur como sombras extendidas contra el cielo"

http://es.geocities.com/fcyborg2002/anillos/El_Senor_De_Los_Anillos_-_El_regreso_del_rey.pdf

Fotos de http://www.publispain.com/anillos/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s