bingo bingo

 
¡Cuánta razón tiene Elvira Lindo en su columna de hoy del diario "El País"! ¡Cuántas veces hemos oído esas palabras pedantes- por modernas- en todas las profesiones y en todos los círculos.
 
Si anotásemos las palabras que van diciendo los políticos de turno cada día con la de veces que nos las repiten por cada uno de los medios de comunicación y a cada hora, no podríamos hacer otra cosa más que cantar ¡bingo!¡bingo!

¡Bingo!

ELVIRA LINDO

 

EL PAÍS  –  Última – 12-10-2005

¿No ha tenido nunca la sensación de que había un individuo-a en su empresa mucho más tonto que usted pero que tenía la habilidad de brillar por saber utilizar la palabrería adecuada?, ¿no se ha sentido completamente torpe y ha rumiado su resentimiento?, ¿no le ha pasado que ha intentado adoptar las expresiones de moda de su profesión, muchas de ellas en inglés, pero se siente ridículo porque carece de la naturalidad necesaria para llenar su discurso con los términos que utilizan las personas que están a la última? No se preocupe, amigo, somos muchos los idiotas como usted, muchos los que nos pasamos la vida soportando el lenguaje infectado de pedagogos, psicólogos, galeristas, directivos de televisión, diseñadores, publicistas. Todas las profesiones, incluida la mía, tienen un fondo de armario de palabrillas especializadas, que normalmente no quieren decir nada, que se podrían sustituir por palabras corrientes, pero que se utilizan para demostrar que se tiene una solvencia profesional. Target, gap, briefing, tormenta de ideas, sinergia, mestizaje, diversidad, posicionarse, son términos sin los cuales un publicitario, un directivo de televisión o un político no sabría dar un paso. Pero al fin tenemos un pequeño consuelo los del cuartel de los tontos, aquellos que decimos share cuando ya lo han dicho hasta los parvulitos. Ese consuelo se llama Bullshit (mierda de toro). Bullshit es el término que mejor define en inglés toda esa palabrería seudoespecializada que hincha un discurso. Ha habido un genio que, aburrido de escuchar siempre las mismas tonterías en sus reuniones de empresa, se ha inventado un juego, el Bullshit Bingo, que tiene ya cientos de páginas en Internet y al que puede jugar usted mañana mismo. Es simple. Tiene que hacerse una lista con todas las palabras que a buen seguro surgirán en la próxima reunión de su empresa, las sitúa en una cuadrícula, y va tachando según van surgiendo; cuando tache la última, tiene que gritar: "¡Bingo!". Por supuesto, es mucho más entretenido jugar con alguien. Dicen muchos jugadores que en las reuniones donde la gente juega al Bullshit todo el mundo está mucho más atento a lo que se dice. Y no sólo en el trabajo, también se puede jugar escuchando el telediario o en la reunión de padres del colegio (ése es un sitio perfecto). Hay testimonios de gente que dice que es mejor que el Lexatín o las vaquitas antistress.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s